Saltar al contenido

Fuga de acuosidad del automóvil: los principales problemas

julio 16, 2022

EL COCHE PIERDE LÍQUIDO

Cuando notas fugas de acuosidad debajo de la máquina, no es viable identificar, a primera horizonte, de dónde provienen porque las posibilidades son muchas, algunas de las cuales pueden incluso afectar la seguridad. Otros, en cambio, pueden considerarse normales o incluso inofensivos, como los debidos a la condensación del sistema de ventilación acondicionado que se produce bajo la zona delantera del habitáculo en época de calor tras una parada o los relativos a fugas del sistema de ventilación acondicionado desinfección de cristales. Los dos casos son fácilmente identificables, porque se forman charcos que se evaporan rápidamente.

Presta atención al color. Sin requisa, estas fugas pueden parecerse a las relacionadas con el sistema de refrigeración del motor, que generalmente son de color más equívoco. Pueden deberse a la rotura de un manguito o del radiador, la rotura de una grupo, el reventón del depósito de compensación, la avería de la explosivo del circuito o de la grupo de culata. Para comprender si existen tales problemas, debe encender el motor y, habiendo estacionado el automóvil en un área seco, déjelo funcionar y verifique las manchas en el suelo. En todos estos casos, es recomendable ponerse en contacto con un mecánico lo ayer posible.

Lo mismo debe hacerse cuando se identifiquen manchas de gasolina o gasóleo, no atribuibles al cerradura incorrecto de la tapa del tanque, que igualmente son fácilmente reconocibles por el olor y que indican fugas vinculadas al sistema de combustible (tanque, tuberías y accesorios).

Si están debajo del motor. Las fugas de óleo, que siempre requieren la intervención de un profesional, pueden estar relacionadas con la lubrificación. En este caso son oscuros y se concentran debajo del vano motor porque pueden provenir del propio motor, del cárter de óleo o incluso del filtro de óleo. En cambio, los generados por problemas con la caja de cambios, el embrague, la dirección asistida (obviamente si no es eléctrica) y el depósito de acuosidad del sistema de frenos son de color claro. Los problemas con el extremo circuito igualmente se pueden evidenciar por manchas aceitosas en las pinzas y tambores y cerca de las ruedas. Desde ruedas que pueden delatar inconvenientes hasta amortiguadores con manchas oscuras en la parte inferior.

Te puede interesar:  Todos los secretos para entregar el coche usado lo mejor posible

EL COCHE PIERDE LÍQUIDO DEL RADIADOR

Si efectivamente estás seguro de que el acuosidad que notaste en el suelo del cochera es refrigerante (puedes confirmar si es verdoso), las causas pueden estar en los manguitos, que al ser de resaca se han endurecido o no, simplemente ya no están las abrazaderas metálicas aceptablemente apretadas: simplemente apriételos para encontrar el agarre correcto. Estas son las causas más comunes y son más fáciles de identificar por su cuenta. Otras razones aguas en lo alto de una fuga son los tapones de fusión desgastados o la descompostura de la grupo de la individuo. Asimismo es posible que sea incumplimiento de la explosivo, que hay que cambiar adjunto con la correa de distribución. En todos estos casos, sin requisa, es necesario despabilarse ayuda profesional.

EL COCHE PIERDE ACEITE

Si descubre que la máquina pierde óleo conveniente a manchas densas y oscuras en el adoquinado y el motor, lo primero que debe realizar es la varilla medidora y la tapa de llenado en la culata del cilindro del motor. Si estos principios no se colocan correctamente, pueden causar fugas de óleo del motor. En estos casos, es viable reposicionarlos correctamente, a posteriori de rellenar el óleo derramado para restablecer el nivel correcto.

La situación se vuelve complicada y, por lo tanto, es bueno contactar a un mecánico si estos componentes están aceptablemente colocados. De hecho, las fugas de óleo pueden deberse a que el filtro está mal instalado o con una grupo dañada o, de nuevo, obstruido, el tapón del cárter de óleo, mal atornillado a posteriori de un cambio de grasa o, finalmente, la grupo de la tapa de la culata, que se ha deteriorado. En este caso, el daño igualmente se evidencia por el esforzado ensuciamiento del motor.

Te puede interesar:  Comprar un coche usado a un particular: documentos y respaldo

EL COCHE PIERDE GRASA

Si notas que el automóvil pierde lubricante, casi siempre el problema se debe a la ruptura del fuelle de resaca de una grupo homocinética, que es un componente presente en correspondencia con las ruedas delanteras en el caso de los autos de tracción delantera. de los de antes en el de un coche de tracción trasera y de las ruedas delanteras y traseras en el de un 4×4.

La particular densidad de esta lubricante (color antracita) impide que se deposite en el suelo, pero la centrifugación que producen las ruedas ensucia llantas, neumáticos, frenos y suspensiones. Luego, estos son los principios a observar para ver si hay pérdida de lubricante. La sustitución del fuelle del eje de transmisión debe realizarse en el taller.