Saltar al contenido

Motor de automóvil: los problemas más comunes

julio 16, 2022

LAS LÁGRIMAS DEL MOTOR

Cuando el motor de los coches de gasolina tiene un funcionamiento quebrado, la causa puede deberse al sistema de encendido o al sistema de encargo electrónica o a un veredicto de algunos sensores (como, por ejemplo, el régimen del motor) o, finalmente, al suelo. . Generalmente, estas anomalías además son indicadas por la luz de advertencia de equivocación del motor presente en el tablero. Si el coche funciona con diésel, el problema además puede deberse a problemas con los inyectores, un filtro de diésel obstruido o combustible cambiado por lodos o presencia de agua. Resolver todos estos problemas requiere la intervención de un profesional.

EL COCHE PIERDE POTENCIA / EL COCHE TIENE CAÍDAS DE POTENCIA

Si siente una caída en la potencia del motor, los problemas pueden deberse a un filtro de combustible o filtro de partículas (DPF) obstruido, una computadora de encargo electrónica defectuosa, un registrador de flujo de masa de céfiro defectuoso, una válvula Egr (recirculación de gases de escape) rota o la proyectil de combustible no funciona. Para solucionar estos problemas, sin requisa, es necesario acogerse a un taller. La misma referéndum, inevitablemente, se debe hacer si el problema proviene de la fuga de unto en los cilindros, que obstruye las bujías y los inyectores, o de la mala tensión de la correa (o prisión) de distribución que, por lo tanto, transmite el movimiento del cigüeñal a los de levas para modificar el ajuste de las fases de admisión/compresión y combustión/escape, afectando la regularidad de funcionamiento del motor. Las caídas de potencia y las irregularidades del motor además pueden ser causadas por un embrague mal cabal o a punto de fracasar, un problema generalmente anticipado por su deslizamiento: cuando el acelerador se hunde, el motor acelera pero el automóvil se mueve tarde (y muy lentamente en comparación con lo planeado). ) o no se mueve en incondicional. En este caso además es necesaria la intervención de un profesional.

EL COCHE SE APAGA DURANTE LA CARRERA

Que la máquina se apague repentinamente mientras se conduce es un inconveniente muy serio. Esto podría deberse a un sistema eléctrico defectuoso, sistema de encendido o sistema de combustible o incluso gasolina o diésel defectuosos. Por lo tanto, para identificar cuál de estos problemas hace que el motor se detenga y luego solucionarlo, es recomendable consultar a un profesional.

EL COCHE INUNDADO

El automóvil se inunda cuando el motor de gasolina no arranca conveniente a una acumulación de mezcla en el cilindro que ha mojado las bujías. Este no es el caso de los automóviles modernos con inyección de combustible, mientras que es congruo popular en los modelos más antiguos con carburador. Entender que la causa del veredicto de encendido se debe a este problema es sencillo, ya que los intentos de comienzo -que, en existencia, además pueden desencadenar un principio de encendido- van acompañados de un robusto olor a gasolina y seguidos de una «resuello» en el final. En esta etapa es inútil insistir, es mejor esperar unos minutos si no puede quitar las bujías para dejarlas acartonarse. Luego, para que se encienda, presione el acelerador y al mismo tiempo accione el motor de comienzo.

EL COCHE AUMENTA AUTOMÁTICAMENTE EL NÚMERO DE VUELTAS

El aumento inevitable del número de revoluciones del automóvil cuando está parado puede ser causado por varios problemas. El único que se puede considerar común es que el motor aún no haya ajustado la temperatura óptima de funcionamiento a posteriori de una larga parada, especialmente en la fase fría.

Si el señal se presenta además en caliente y en otras situaciones, es necesario contactar con un profesional ya que en un motor de gasolina las causas de este veredicto pueden deberse a medios del circuito de comida desfasados, a la entrada de céfiro desde el colector. comité, un problema con las válvulas o con el sistema de distribución, con avance de encendido mal colocado y, finalmente, además con combustible desaseado o acuoso.

Asimismo es recomendable contratar a un mecánico si se prostitución de un motor diésel.

EL CINTURÓN DEL COCHE ESTÁ ROTO

Te puede interesar:  Airbags de coche: los principales problemas

La correa está rota es una definición que debe ser reemplazada por: una de las correas del motor está rota. Las correas son movidas por una polea al final del eje de transmisión y transmiten el movimiento a varias partes mecánicas. La equivocación del sistema de distribución, que generalmente recomienda reemplazar en torno a de los 100,000 kilómetros, pero que puede fracasar incluso ayer conveniente a fallas mecánicas como cojinetes supervisión desgastados o desalineación inesperada, puede provocar daños graves como la rotura del cigüeñal, pistones y válvulas. . Sin requisa, no es viable notar que la correa de distribución está a punto de romperse, ya que en casi todos los motores está protegida por una carcasa.

En cambio, la llamamiento correa auxiliar o de servicio, que impulsa la proyectil de agua, el compresor del céfiro acondicionado, el alternador y, en los autos más antiguos, además el ventilador, sigue un camino visible, por lo que puede adivinar si se deteriora simplemente abriendo el capó. Deben ser reemplazados por un mecánico.

EL COCHE DISPERSA HUMO

Cuando la máquina echa humo, las causas son un sobrecalentamiento del motor o un inicio de fuego que, encima, genera un olor acre a hasta las narices.

El sobrecalentamiento, normalmente anticipado por el encendido del refrendador del circuito de refrigeración y por el movimiento de la manilla del relativo termómetro en dirección a las graduaciones superiores, se debe a un mal funcionamiento del circuito y siempre va acompañado de una dispersión de humos del compartimento motor. . Cuando se encuentre con esta situación, deténgase lo ayer posible y apague el motor para no dañar la comité de la culata. Luego, introduciendo el contactor pero sin partir el motor, es necesario, si es necesario, apagar el céfiro acondicionado y poner la calefacción al mayor, para que su circuito evacúe el calor del motor.

Para obtener el mismo resultado, además es necesario rasgar el capó del compartimiento del motor, esperar un cierto tiempo sin tocar carencia para evitar quemarse y, luego, compulsar si en el tanque de expansión del circuito de refrigeración, generalmente transparente y colocado en un banda del compartimento: el nivel está por debajo de la muesca que indica el reducido. En este caso, pero solo a posteriori de esperar a que el motor se enfríe por completo, puede rasgar con cuidado la tapa del tanque y retornar a guatar.

En caso de emergencia, use agua. No es fiel, pero en caso de emergencia, es opinar, si no viaja con refrigerante, como es básicamente común, además puede recargar con agua común. Una vez que se restablece el nivel, puede reiniciar el motor y ver si todo vuelve a la normalidad y el problema solo apareció porque el nivel de refrigerante no se había verificado durante un tiempo. Si por el contrario la temperatura sube inmediatamente, hay que detener el motor para venir a un taller, porque el problema es reservado: proyectil de agua rota, comité de culata quemada, ventilador del radiador roto, mangueras o radiador dañados aunque esté en el postrer caso, el problema produce fugas claramente visibles en la superficie de la carretera.

Si está seguro de que el taller no está remotamente, puede tomar tramos cortos de carretera y detenerse en cuanto la situación sea crítica, esperar a que baje la temperatura y luego repetir todo el procedimiento descrito hasta calar a su destino. De lo contrario, debe denominar a una puntal.

En caso de incendio. Un brote de incendio que afecte el compartimiento del motor (puede ser provocado por un cortocircuito o una fuga de combustible) debe tratarse más aceptablemente deteniéndose de inmediato, alejándose del automóvil y pidiendo ayuda. En ningún caso se debe rasgar la campana para evitar surtir las llamas. Si, por el contrario, el evento se produjo cuando ya estaba campechano, es recomendable alejarse, contra el derrota del automóvil (es opinar, en el banda opuesto a la dirección en la que se propaga el humo) y esperar la ayuda.

Si tiene un extintor de incendios a costado, evaluando cuidadosamente los riesgos para su seguridad, puede dirigir el extintor, con golpes rápidos e intermitentes, en dirección a el compartimiento del motor.

Te puede interesar:  Interiores de automóviles: los principales problemas

Lo mismo podrá ocurrir si la dispersión del humo se produce en el habitáculo, una vez identificada la zona de origen del humo.

EL ESCAPE DEL COCHE DISPERSA EL HUMO EXCESIVO

Cuando el escape de la máquina arroja humo, es posible comprender si el motor está afectado por un problema. Luego de detenerse en la fase fría, puede salir humo blanco espeso por el escape. En este caso, es la condensación la que desaparece cuando el motor alcanza la temperatura óptima de funcionamiento.

Sin requisa, si el engendro se produce incluso con el motor caliente, el problema se debe a la infiltración de deducido refrigerante en la cámara de combustión, que puede deberse a una comité de culata dañada o (y en casos mucho más graves) a la fisuración del monobloque o persona de cilindro. Resolver estos problemas requiere el uso de un mecánico.

La intervención de un doble además es esencial cuando el escape dispersa humos azules/azules o negros.

El humo cerúleo, que casi siempre aparece acompañado del distintivo olor a unto hasta las narices, indica que está entrando un exceso de aceite en la cámara de combustión. El engendro, que obviamente además implica un aumento en el consumo de unto, puede deberse a las condiciones inadecuadas de los anillos, camisas y pistones si se presenta durante la rapidez, mientras que si aparece durante la desaceleración, indica que el exceso de aceite se debe a al exceso de holgura entre los vástagos de válvula y las guías de válvula.

El humo desafortunado indica un problema menos reservado, pero debe ser resuelto por un diestro que debe intervenir en la carburación demasiado rica para regularla adecuadamente. Sin requisa, la anomalía además puede deberse al filtro de céfiro obstruido, por lo que una revisión preventiva de este componente puede evitar tener que hacer una intervención en el taller.

Finalmente, en los motores diésel, el humo, de color sombrío, puede deberse a una combustión desigual, provocada por un flujo excesivo de combustible diésel del sistema de combustible.

EL COCHE TIENE PROBLEMAS CON EL SISTEMA GLP

Los problemas que puede causar un sistema de GLP en un automóvil van desde que el motor no funciona con gasolina o gas hasta que funciona con dificultad al ralentí y otras velocidades, hasta que el GLP es un poco paulatino al acelerar. alcanza la potencia máxima y finalmente consume más de lo que debería. Todos estos problemas, teniendo en cuenta además la fragilidad de un sistema de gas, deben ser solucionados llamando a un profesional.

De hecho, casi siempre son atribuibles a los componentes de este sistema de comida, por lo que pueden estar vinculados a las tuberías o a las electroválvulas, a los reductores o al sistema de inyección a ajustar, al sistema eléctrico al depósito.

Por otro banda, algunos automóviles además pueden quejarse de irregularidades en el funcionamiento conveniente a la sincronización y los asientos de las válvulas, pero la continua proceso de los motores de gasolina está reduciendo la magnitud de este caso. Básicamente, estas desventajas pueden afectar a algunos modelos de diseño no muy recientes.

LA TEMPERATURA DEL AGUA ES SIEMPRE MUY ALTA

El aumento de temperatura indicado por el termómetro a costado sugiere detener y rasgar el capó para compulsar posibles fugas en el sistema de refrigeramiento. Si notas que sale deducido por el radiador, debes venir inmediatamente al taller más cercano o, mejor aún, denominar a una puntal. En caso de emergencia, intente unir agua al recipiente y deje que el motor se enfríe aceptablemente. En caso de sobrecalentamiento «crónico», es probable que sea necesario reemplazar la comité de la culata, y este es el caso más chinche desde el punto de apariencia financiero; otras causas pueden ser el veredicto del termostato del radiador, una obstrucción del propio radiador o un mal funcionamiento de la proyectil de agua conveniente al impulsor. No obstante, es necesaria la opinión de un profesional para despejar la duda.